Ir a contenido
Compras superiores a $500 tienen ENVÍO GRATIS A TODO EL PAÍS
ENVÍOS A PARTIR DE $500 SIN COSTO Y A TODO EL PAÍS
Claves Para Tener Tu Heladera Organizada

Claves Para Tener Tu Heladera Organizada

La heladera es uno de los lugares de la casa que más limpio y ordenado debe estar, sin embargo, no siempre lo tenemos como prioridad a la hora de organizar el hogar.

Hacer un uso eficiente de cada espacio de la heladera es importante, no sólo por estética, sino también para conservar mejor los alimentos.

 Cada estante tiene su función y usarlos de manera correcta nos permite visualizar mejor los alimentos y evitar que se echen a perder. Si cada producto está en su lugar, es más fácil localizarlos y esto nos permite: consumir primero lo que se está por vencer, armar los menús y planificar las compras.

 ¿Cuál es el primer paso? ¡LA LIMPIEZA!

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) recomienda limpiar la heladera una vez al mes y siempre que se derramen alimentos.

Algo que ayuda mucho a mantener limpio el interior de la heladera, es el uso de contenedores plásticos o de acrílico. Estos retienen la suciedad en su interior y son más fáciles de limpiar que los estantes.

Lo ideal es que el contenedor sea transparente, para visualizar mejor su interior y agrupar los alimentos según su uso. Se consiguen en distintos tamaños y vienen con o sin manija.

Para los productos cocidos (restos de comida), se recomienda utilizar recipientes de vidrio con tapa de cierre hermético, si son rectangulares o cuadrados mejor, porque nos permite apilarlos y optimizar espacio.

 ¿Dónde va cada alimento en la heladera?

 El orden de los alimentos dentro de la heladera se determina en función a los siguientes factores: la temperatura que requieren, si están crudos o cocidos y su consistencia (líquidos o sólidos).

 

  • Zona Superior: Es el lugar para los alimentos cocidos y listos para consumir. Se recomienda dejar más a la vista lo que esté próximo a vencer.

 

  • Zona Media: Aquí se pueden colocar los lácteos que no necesitan tanto frío (quesos, leches, mantecas o yogures).

 

  • Zona inferior: Por lo general, el estante que se encuentra sobre el cajón de las frutas y verduras es el sector más frio de la heladera. Utilizamos este espacio para almacenar carnes crudas como la de res, aves o pescados. Lo ideal es conservarlos en un recipiente que tenga una bandeja interior en forma de rejilla, que permita separar el líquido del producto.

 

  • Cajones: Sirven para almacenar verduras de todo tipo y las frutas que requieren refrigeración. Es preferible no lavarlas, guardarlas secas y sin bolsa para no aumentar la humedad que favorece su deterioro.

 

  • Puerta: Es la zona menos fría de la heladera y el lugar ideal para huevos, salsas, mermeladas y aderezos. También se utiliza para bebidas como agua, jugos y vinos.

 

¿Y el congelador?

En lo que respecta al uso del congelador, los nutricionistas sugieren almacenar los alimentos en porciones pequeñas para aprovechar mejor las preparaciones. Se pueden utilizar las cubeteras de hielo, para congelar tucos o salsas en cuadraditos listos para incorporar a la sartén.

Antes de colocar los recipientes en el freezer, se recomienda rotularlos indicando el contenido y la fecha de almacenamiento. Pueden usarse etiquetas adhesivas o una cinta de papel con marcador.

 

Artículo siguiente 10 Tips Para Organizar Tu Placard

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer

* Campos requeridos